Artículos

Reportajes extensos sobre todo aquello relacionado con nuestras computadoras.

Como dejé de ser un coleccionista novato (de computadoras de ajedrez) - Último capítulo. EL MONSTRUO DE DOS CABEZAS LLEGA AL FINAL DEL VIAJE.

xalons
Author: xalons
Redactor de la web y administrador/moderador del foro.

monster

 CAPÍTULO 10: EL MONSTRUO DE DOS CABEZAS LLEGA AL FINAL DEL VIAJE.

Mi hermano y yo hablamos sobre la idea de crear una web de computadoras de ajedrez. Las palabras se las llevó el viento y todo quedó en el aire como las partículas esas que dan alergia y son molestas porque nos hacen estornudar.

Primero y para matar el gusanillo, empecé a escribir en un simple blog de nombre “Ajedrez y computadoras” donde fui dejando constancia de las máquinas de nuestra colección, de algunos artículos sobre el ajedrez computerizado y de simples apuntes para un proyecto más ambicioso que veía muy lejano.

Mientras tanto, nuestra colección iba creciendo. Ahora parecía que comprábamos con más sentido. Nos hicimos con una computadora nueva que acababa de salir al mercado hacía relativamente poco. Un aficionado coruñés nos vendió a muy buen precio la deseada Millennium ChessGenius Exclusive que solamente hacía unas semanas que él había comprado pero que, ¡ni idea de las razones!, ya no quería tener. No ibamos a discutir, él quería venderla y nosotros somos buenos negociando.

MillCGE4

Llegó a nuestras manos este tablero de madera, con reconocimiento de piezas y software de Richard Lang. Nos frotábamos las manos con la posibilidad de adquirir los próximos módulos y la anunciada conexión online gracias a un dispositivo externo. Hasta hicimos un par de vídeos que subimos a Youtube como unos modernos youtubers y que, a día de hoy, tienen muchísimas visualizaciones aunque a nosotros nos daba vergüenza que se vieran nuestros caretos y nos escondimos lo más que pudimos. Cuando vimos que algunos de los comentarios iban por el sentido de “el vídeo solo está en español” o “¿para cuando un vídeo igual pero en inglés?", nos dimos cuenta de que la peña no estaba acostumbrada a que unos aficionados que no usaban el inglés o el alemán, pudieran tener cancha en el mundillo del ajedrez computerizado.

Los aficionados de habla española llevábamos años, tirando de traductor para leer The Spacious Mind, Schachcomputer, Hiarcs, Chess Computer Corner o TalkChess y así enterarnos de lo que se cocía sobre nuestras queridas computadoras de ajedrez. Eso era indiscutible. Ojalá me manejara perfectamente en otros idiomas pero no es mi caso. Soy torpe para los idiomas, lo reconozco. Por lo tanto, aunque teníamos un foro en español, me parecía que su valor se estaba diluyendo por la poca participación de los usuarios y la escasa iniciativa de todos en general. Berger y yo nos dábamos codazos flojitos para moderar entre bostezos. A mí el futuro se me quedaba pequeño y me sentía incómodo ante la estrechez del habitáculo.

planta joven que crece sol naturaleza 34152 1498

La idea de crear una web sobre computadoras de ajedrez siguió creciendo, la semilla ya estaba plantada, alimentada y regada con lo vivido estos últimos años. El intercambio de opiniones la hacía crecer e iba tomando fuerza a medida que pasaba el tiempo. No era una planta de marihuana por lo que no era ilegal  para que no tuviera porque ser aceptada por otros aficionados quisquillosos. Solo había que seguir regando, dejarla dar frutos y ver si la cosecha valía o no la pena.

El blog y ser moderador en el único foro actual en español, era muy poco, no colmaba mis expectativas así que tenía que intentar hacer esa web sobre computadoras de ajedrez para dar un empujón a la afición y despertar a los aficionado. Algo que fuera distinto a lo que había en el mundillo. Sin el apoyo y los conocimientos técnicos de mi hermano era una tarea imposible pero juntos hacíamos un buen equipo y las ganas no nos iban a faltar. Las dudas iniciales daban paso a la ilusión por el proyecto y a un torrente de propuestas para la creación de un lugar que no existía y que nosotros creíamos que podía tener su hueco. ¿Quién dijo miedo?

joomla

Mi hermano mAix se curró todo el trabajo técnico. Buscó y encontró las herramientas necesarias. Inventó, creo un sitio de la nada como un mago que saca un conejo blanco de la chistera. Yo aplaudía embobado con cada nuevo truco y era incapaz de levantarme de mi butaca de espectador privilegiado. Solo dejaba mi cómodo asiento a la bartola y con un daikiri en la mano,  para ponerme a escribir como un loco, como un poseso sin control, sobre todo lo que pensaba que podía ser interesante para la nueva web. A ver...Tenía que ser un sitio para la comunidad de aficionados hispanos a las máquinas de ajedrez que fuera más que un foro, que fuera más que una web personal de un coleccionista, que fuera de todo el aficionado que quisiera ser parte de ella, que la gente pudiera colaborar, participar, compartir. “Ufff, creo que me estoy pasando, va a ser un poco difícil eso que imagino” era la reflexión que hacía día tras día mientras mi hermano seguía pico y pala, pico y pala.

El monstruo mAix-xalons de dos cabezas, soltaba llamaradas por su boca y debajo de las cenizas de los clichés aceptados en el mundillo, iba apareciendo tímidamente un nuevo lugar con muchas posibilidades. Un nuevo lugar con colecciones, colaboraciones, diferentes secciones, reportajes sobre computadoras, manuales, noticias actualizadas, usuarios registrados con sus propias entrevistas, torneos, un nuevo foro, un buscador de máquinas de segunda mano, etc, etc, etc

Finalmente salió a la luz en noviembre de 2018. Poco a poco, fuímos dándola a conocer y recibiendo los primeros usuarios registrados. Algunos de los que estaréis leyendo estas líneas os acordaréis de la “paliza” que os dimos para que os registrarais, para que colaboraseis, para que mandarais vuestra entrevista, para que formarais parte de la web. Hasta hay quién se ha dejado convencer y todo. Claro que no estoy seguro de si nos habréis cogido manía, espero que con el tiempo nos cojáis cariño. A todo el mundo le viene bien un achuchón de vez en cuando.

Los que inventamos esta web nos hemos sentido Intrusos al principio, como que estábamos un poco chiflados por hacer algo sin un beneficio económico y solo por el placer de compartir la afición con quién se quisiera subir a lomos de nuestro bicéfalo monstruo. Debe ser que hay gente que no está acostumbrada a la generosidad sin nada a cambio. Los hay que no se fían, los hay suspicaces o los hay que ni siquiera se interesan por un nuevo sitio sobre un hobby que se supone que les gusta.  A mí no me van las suspicacias y no pienso cambiar en ese sentido. Nos despedimos del foro que moderábamos y administrábamos;  y después aceleramos y adelantamos, señalizando correctamente, para pasar al siguiente carril de la autopista. 

logo blue

Chess Computer Coleccionistas fue el trabajo de fin de carrera. De la carrera de “Como dejé de ser un coleccionista novato de computadoras de ajedrez”. Con su nombre que mezcla el “Chess Computer” anglosajón y el imponente “Coleccionistas” en español, poníamos nuestro granito de arena para seguir alimentando el hobby de las computadoras de ajedrez y hasta el día de hoy sigue creciendo, buscando siempre un sol que le caliente. Cada nuevo usuario registrado y cada colaboración, son como más rayos de ese brillante sol. Cada día me da alegrías y nunca me olvido de todo el camino recorrido para verla tan bonita y crecida como está, la muy coqueta.

Al monstruo de dos cabezas, no le gusta alardear de tener un sitio exclusivo sino que mejor lo ve como un sitio para otros que, como nosotros, prefieren leer y escribir en su lengua nativa y con gente de su entorno. Viva la diversidad de idiomas, de culturas y de lugares en el mundo, ¡claro que sí!, pero no está mal tener nuestro pequeño sitio para usar ese idioma que compartimos unos poquitos locos aficionados a las máquinas dedicadas. Vale que el inglés es el que manda, nadie lo discute, pero no me digáis que no mola un sitio como ChessCC. Lo lees y,  más o menos, se entiende todo muy clarito.

Ahora ya no hay nada más que contar en este serial que hoy finaliza después de 10 capítulos. Todo lo que habéis podido leer tiene su gran parte de realidad pero también está muy aderezado por el humor. Porque ¿qué sería la vida sin humor? No me imagino vivir sin sonrisas o carcajadas aunque el tema sea algo tan, en principio, serio como el juego-ciencia del ajedrez unido al prodigio técnico de las máquinas que nos desafían con su inteligencia artificial.

Por cierto, voy a echar una partidita con mi nueva Millennium ChessGenius Exclusive. Le voy apalizando 3 a 0, a ver que tal se me da esta vez. Creo que hoy le vuelvo a ganar con un par de jugadas mías que son muy buenas. Este Richard Lang es un pardillo.

Gracias por haber leído hasta aquí.

FIN

© Chess Computer Coleccionistas (2019)