Artículos

Reportajes extensos sobre todo aquello relacionado con nuestras computadoras.

Como dejé de ser un coleccionista novato (de computadoras de ajedrez) - Capítulo 9. EL LADO OSCURO DEL COLECCIONISMO DE LA MANO DE MEFISTÓFELES.

xalons
Author: xalons
Redactor de la web y administrador/moderador del foro.

Portada Mefistofeles y fausto jugando ajedrez 620x529

CAPÍTULO 9: EL LADO OSCURO DEL COLECCIONISMO DE LA MANO DE MEFISTÓFELES.

Hablé con meca, bueno, le escribí un mensaje privado en su foro y después de varios intercambios de mensajes, quedamos en vernos en persona. Y así fue ya que la siguiente vez que fui a Valencia, los dos hermanos le conocimos. Luis (meca) nos recibió en la sede de la Federación de Ajedrez Valenciana donde trabajaba y allí nos pusimos de acuerdo en que íbamos a recuperar el antiguo foro, mi hermano iba a ser administrador de la web y yo iba a ejercer de moderador junto con berger, el actual moderador. ¡Toma ya!

Fueron unos meses intensos para mi afición al ajedrez computerizado. La toma de contacto con los máximos responsables de meca-web y de su foro se convirtió en toda una experiencia. Mi hermano, el listillo, fue capaz de recuperar el antiguo foro y además lo actualizó a la última versión y yo, pues.....estaba por allí moderando, escribiendo, aprendiendo y disfrutando como un niño en el parque de atracciones.

mephisto

Aparte del foro seguíamos coleccionando computadoras de ajedrez. En poco más de un año nos hicimos con una buena colección. Nuestras primeras compras en ebay fueron una Mephisto Academy y un tablero Mephisto Exclusive con el módulo MM II. ¡Saltábamos de alegría por haber ganado esas dos subastas después de otros intentos fallidos! Nunca antes habíamos tenido una Mephisto entre nuestras manos y todo el mundo sabe que Mefistófeles es el súbdito de Lucifer, así que la cosa tenía que ira a peor.

compras

A partir de ahí, seguí los lugares de venta de segunda mano con instinto asesino. Cada día, cada hora, cada rato, estaba mirando si había aparecido algo nuevo, algo interesante, algún chollo, algo raro, algo…¡lo que fuera! MI hermano y yo éramos un equipo coordinado, él cubría la zona mediterránea y yo Madrid y alrededores, el resto era cuestión de ver si compensaban los gastos de envío o si no valía la pena. No sé cómo en esos meses no me dejó mi pareja, Creo que entonces comprendí que me quería de verdad…

death

En España nos hicimos con un montón de máquinas: los módulos Polgar, MMV, Almeria y Lyon de Mephisto; un tablero Scisys Leonardo, las Novag Citrine y Diamond II, las Saitek Centurion, Bravo y GK 2100, la Fidelity Excellence, etc. Una colección toda de segunda mano y que, la mayoría de las veces, había pertenecido a familiares fallecidos de los vendedores. Ufff, no soy nada supersticioso pero es cierto que me daba un poco de yuyu pensar que los propietarios de la mayoría de las computadoras de mi colección ya no estaban en este mundo. Sus herederos habían decidido que esas máquinas de ajedrez no valían para mucho y las vendían a coleccionistas como yo, gente sin escrúpulos, que les ofrecíamos lo que ellos pensaban que era un buen precio, mientras nosotros sabíamos que eran auténticas gangas. El teatro y la desinfección de las máquinas antes de usarlas, se convirtieron en materias obligatorias para ahorrar dinero comprando computadoras de ajedrez.

Como ya iba teniendo una colección considerable hasta realicé partidas y torneos con mis máquinas, escribí mucho en mecaforo, moderé con la ayuda del siempre indispensable berger y los meses fueron pasando rodeado de computadoras de ajedrez. Me había convertido en un friky de las computadoras. Definitivamente me había pasado al lado oscuro del coleccionismo.

Ahora que lo pienso, entonces debió de ser cuando dejé de ser un coleccionista novato de computadoras de ajedrez. Los años 2017 y 2018 me convirtieron en alguien bastante experto en el tema. Mi ingenuidad había quedado por el camino y ahora sabía lo que quería, lo que podía pagar por ello y si una u otra computadora me interesaba para mi colección. Ni yo mismo me reconocía al mirarme al espejo.

Por el camino, me pasé todavía más al lado oscuro porque llegó la época de las ventas. Tuve que desprenderme de alguna de mis queridas máquinas para hacerme con otras. Mi economía no me permitía acceder a alguna de las computadoras que me interesaban y tenía que vender antes de comprar otras. Compraba, vendía, intercambiaba y seguía comprando.

Día a día fui dándome cuenta de varias cosas que iba memorizando para asimilarlas como si me aprendiera los mandamientos de la fe católica o la tabla periódica de los elementos químicos.

exclusive

-El tamaño sí importa.

Algunas computadoras tienen tableros muy grandes para el espacio que yo disponía en mi domicilio y su tamaño excedía lo que yo considero cómodo para su almacenaje y también para jugar con ellas de vez en cuando. Un tablero DGT y una Scisys Leonardo se me hicieron muy grandes. Acabaron vendidas a aficionados con casas más espaciosas. Es lo malo de ser pobre.

-Hay movimientos más cómodos que otros.

Mis primeros tableros Mephisto Exclusive me llevaron a conocer el movimiento magnético. Gracias a esta adquisición disfruté de la comodidad de no tener que presionar las casillas para realizar los movimientos y así que tuve claro las ventajas del magnético sobre el de presión. Ahora jugaba con menos presión. 

-No todo es reconocimiento de piezas

Con los tableros Mephisto Exclusive también comprendí que el tablero no tenía reconocimiento de piezas, si no que al ir moviendo las piezas desde la primera posición de la partida, éste sabía dónde estaba colocada cada pieza. Puede parecer una tontería pero para mí fue todo un descubrimiento ya que pensaba que las piezas de estos tableros tenían artilugios técnicos que las identificaban y eso solo ocurre en otros tableros y no en todos en los que no hay que presionar las casillas. En la Mephisto Exclusive no había esa chulada del reconocimiento de piezas.

-No todo es bueno o malo.

Cada computadora tiene sus cosas buenas o malas. Hay máquinas de plástico que son muy potentes, otras con tablero de madera que juegan flojo, tableros modulares que permiten cambiar los programas, portátiles cómodas para jugar en cualquier sitio y algunas que no se las recomendaría ni a mi peor enemigo pero que suman en la colección. Claro que eso de que es bueno o malo es cuestión de gustos. 

-¿Quién está moviendo los hilos de la marioneta?

Los programadores son un dato importante de las computadoras de ajedrez. Por fin fui asimilando quién era cada uno, quién movía los hilos. Aprendí los nombres de los programadores de software de ajedrez más importantes y comprendí que un coleccionista tenía que tener computadoras de distintos programadores para ver los diferentes estilos de juego. David Kittinger, Frans Morsch, el matrimonio Spracklen, Julio Kaplan, Johan de Koning, Richard Lang o Ed Schröder ya fueron nombres como de mi familia.

-No somos tantos como parecemos.

Ser moderador en el foro de meca-web, me hizo abrir los ojos a la realidad de que no somos tantos aficionados en España a las computadoras de ajedrez. Parecía que ese refrán de “cualquier tiempo pasado fue mejor” le iba al pelo a nuestro hobby. Cada vez menos gente escribía en el foro, éramos muchos registrados pero pocos los que se mostraban activos, ya no se organizaban torneos y menos en vivo, los usuarios no estaban muy por la labor de participar ni de comentar novedades o compartir información sobre sus colecciones. No somos tantos y los pocos que somos deberiamos parecer más, pensaba yo sin compartirlo con nadie. ¡Deberiamos hacer más cosas!

dark side telefono

Al hilo de esta última reflexión y de varios intentos en mecaforo de incorporar novedades, acogidas con algo de frialdad por su máximo responsable, mis ganas de seguir hacia delante, me llevaron a buscar el lado más oscuro de todos, el lado más negro, el más negrísimo…¿Y sí tenía mi propia web de computadoras de ajedrez? Respiré profundamente como Darth Vader y descolgué el teléfono para llamar, otra vez, a mi hermano.  

© Chess Computer Coleccionistas (2019)