Artículos

Reportajes extensos sobre todo aquello relacionado con nuestras computadoras.

Frans Morsch, un programador diferente

xalons
Author: xalons
Redactor de la web y administrador/moderador del foro.

MORSCH1

El holandés Frans Morsch ha trabajado para diferentes marcas de computadoras de ajedrez. A los treces años ya estaba interesado por la programación y es uno de los programadores más importantes de la historia. Sus motores se han clonado en diferentes modelos y es un galimatías descubrir cual de ellos tiene uno u otro de sus programas.

Se caracteriza por el desarrollo de programas de alto rendimiento con memoria y hardware mínimos, con un juego más táctico que posicional y que consiguen profundidad de análisis debido a su eficacia en la poda del árbol de variantes.  Solo en los finales son más débiles ya que salvo algunas excepciones no tienen hash tables. 

M MONDIAL

La Mephisto Mondial fue la primera máquina dedicada con un programa suyo y a partir de ahí, septiembre de 1985,  su carrera como programador de computadoras no paró de crecer. Esta computadora es de plástico con un elo inferior a 1800 puntos y tablero sin display parecido al Modular de Mephisto, Tuvo dos continuaciones: Super Mondial (1986) y Mondial II (1987), siendo la Super Mondial el modelo superior ya con dos displays, el doble de velocidad del microprocesador y más memoria.

 

 

M CXGLa independencia de Morsch se demuestra en que a finales de los ochenta, no solamente trabaja para Mephisto sino que también lo hace para CXG donde saca varias máquinas con un bonito tablero de madera magnético Sphinx 40+, Sphinx 50+Sphinx Commander; y dos computadoras de plástico: Sphinx Dominator y Sphinx Galaxy

 

 

 

M MONTECARLOEn Mephisto parece que no le dan tantos medios técnicos porque, salvo la elegante Monte Carlo con tablero de madera magnético, dos displays y el mismo programa de la Super Mondial; el resto de lo que se comercializa con sus motores, son computadoras que bajan el nivel de juego con un elo que se aleja mucho de los 1800. Se trata de los modelos Europa, Europa A, Schachschule y Marco Polo, esta última es la primera computadora portátil con motor de Morsch.

 

 

FRITZNo sabemos si por su descontento con Mephisto o por otras causas, en 1990 dirige la mayor parte de sus esfuerzos a trabajar para ChessBase en el desarrollo de Fritz, programa del que hará desde la primera hasta la versión número 13. Más de veinte años estará el holandés con su motor en Fritz, un programa mítico para ordenadores y que, a día de hoy, sigue siendo todo un referente mundial.

 

 

 

M TRAVELPero Frans Morsch no abandonará el mundo de las computadoras de ajedrez dedicadas. Sigue con Mephisto tanto cuando ésta compra Fidelity, sacando la Fidelity Chess Travel Master; como cuando es Saitek quién se haga con la marca Mephisto. 

Estamos en 1992 y Saitek se ha convertido en la más poderosa compañía de computadoras de ajedrez, al haber comprado Mephisto, y en los siguientes años utilizará tanto su propia marca unida al nombre de Kasparov, como seguirá sacando modelos con el nombre de Mephisto y Saitek unidos. Morsh participará estos años con multitud de computadoras que irán apareciendo con sus programas.

M GK2100Vamos a destacar que su programa para la Saitek GK 2000, con un elo activo valorado en 1972 puntos,  es el mismo que está en otras computadoras como Virtuoso, Explorer, Mythos, Montana, Miami, Barracuda, Capella, Bravo o Diplomat Advanced Travel.  Por otra parte, su programa para la Saitek GK 2100, con un elo activo valorado en 2021 puntos, es el mismo de las computadoras President, Travel Champion 2100, módulo MM VI, Cosmos, Centurion, Chess Challenger o Expert Travel Chess. Cambiarán las características de los modelos en su tablero, pantalla, disposición de botones o piezas; pero en definitiva, son clones con el mismo software. 

 

M EXPLORERPROMorsh ya había conseguido superar los 2000 puntos elo y esa ascensión de nivel seguirá con Cougar y Explorer Pro con el mismo programa de 2056 puntos y con Mystery, todo un misterio de verdad, porque su programa valorado en 2058 de elo, parece que no se repite en ninguna otra máquina.

 

M MAGELLANLa barrera de los 2100 puntos elo consiguen superarla los programas de Morsh en cuanto pasamos a modelos superiores como el módulo Brute Force para los tableros SciSys Leonardo, Saitek Galileo y Saitek Renaissance. Es la primera vez que un programa suyo tiene hash tables y se nota en su valoración de elo que llega a 2112 puntos. Para Mephisto sacará dos módulos más, ya que antes había sacado el MM VI, se trata del módulo Senator y el módulo Magellan, éste último también incorpora hash tables llegando a los 2241 puntos elo. No podemos olvidarnos de las computadoras Milano Pro y Master Chess, ambas con 2163 puntos elo; y para finalizar indicar que la máquina más potente comercializada con un programa de Frans Morsch es la Saitek Mephisto Atlanta que consigue llegar hasta los 2270 puntos elo. Un baile de puntos elo que no tienen más valor que a efectos de listas de aficionados como nosotros pero que, muchas veces, no son tan importantes si lo que queremos es una máquina bonita, cómoda o con unas opciones determinadas. 

Aparte de la historia como programador de Morsch tenemos que volver a destacar el estilo característico de sus computadoras. Suelen tener un gran nivel táctico que atacan las debilidades del rival buscando sacar ventaja de material en los intercambios. Programas que nos pueden sorprender por su agresividad aunque no siempre consigan sus objetivos. Si el jugador humano se descuida y comete un error, la computadora con programa de Frans Morsch le destrozará en el medio juego. Lástima que suelan fallar en la parte final de la partida, normalmente por escasos conocimientos de teoría de finales y falta de hash tables. Algo que queda solventado en sus últimas computadoras y módulos que hemos mencionado..No son máquinas con un estilo posicional-equilibrado, más bien son computadoras con un juego activo y muy desequilibrado entre su potencia a nivel táctico y sus errores en la parte final de la partida.

MORSCH2

La imperfección es parte del sello que vamos a encontrar en sus computadoras. Puede que al jugar con ellas nos encontremos con la ingeniosa creatividad en ese último movimiento  hecho por la máquina y nos quedemos un buen rato mirando el tablero con incredulidad, mientras pensamos que Frans Morsch nos ha vuelto a sorprender. 

 

© Chess Computer Coleccionistas (2019)